La página de la traducción

 

El idioma árabe
 
El árabe, al igual que el arameo, el maltes, el acadio y el hebreo, es una lengua que se incluye en la familia semítica. Es una de las cinco lenguas oficiales de las Naciones Unidas. Y en más de veinte países del mundo es la lengua oficial y por lo menos en otros seis países cooficial.
 
También se trata del idioma en que se llevan a cabo las ceremonias religiosas islámicas.
 
“Árabe” es una denominación que incluye el estándar y el gran número de variedades locales o dialectos que de él existen. Estos dialectos pueden llegar a ser incomprensibles entre sí.
 
“Al-`arabiyya" es como se denomina a la lengua árabe, y significa eso mismo: “la lengua árabe”. Hay dialectos en que es masculina (`arabī), como en el árabe egipcio.
 
 
Descripción lingüística del árabe
 
El árabe es la lengua semítica más arcaica y por tanto más cercana al semítico originario de cuantas lenguas se hablan actualmente. Pertenece al tronco camito-semítico. Se ha escrito literatura en árabe desde el siglo VI y es la lengua religiosa musulmana desde el siglo VII.
 

El árabe literario se denomina “al-luga al-Fuṣḥà” (o “la lengua más elocuente”). Abarca tanto el árabe antiguo de la poesía preislámica, como el árabe antiguo del Corán, el árabe de la literatura clásica y el árabe estándar moderno que se emplea hoy en día en la literatura y en los medios.
Los dialectos se denominan genéricamente al-luga al-`ammiyya ("la lengua general").
Entre estos diferentes árabes hay formas intermedias.
 

 

Léxico del árabe
 

Gran número de préstamos se han incorporado al árabe en el transcurso de los siglos, tanto al árabe clásico como al dialectal. Los préstamos más antiguos no son ya posibles de reconocer: así ocurre por ejemplo con los préstamos semíticos arameos.
 

En la Edad Media hubo muchas palabras persas, griegas y turcas que se incorporaron al árabe. Modernamente han llegado palabras francesas, inglesas e italianas.
 

En las variedades dialectales es más frecuente la incorporación de préstamos. Así, en la zona del Magreb se encuentran a menudo palabras de origen tamazight o bereber; en Egipto turco otomanas; y en Irak persas y kurdas.
 
Los préstamos puede ocurrir que se integren en el sistema de formas y raíces del árabe, y que se tomen de esa palabra tres o cuatro radicales que sirvan para crear nuevas palabras. Un ejemplo es la palabra faylasūf (filósofo, de origen griego), de la que se forman palabras como falsafa (filosofía) y mutafalsif (el que se las da de filósofo) tras extraer la raíz (FLSF). De las palabras Warša y kūbrī, de origen inglés y turco, se derivan plurales a partir de las raíces WRŠ y KBRY respectivamente.
 
 
Distribución geográfica del árabe
  

En el mundo el árabe es una de las lenguas más habladas. Aproximadamente 180 millones de personas se comunican en esta lengua. Es el primer idioma oficial de Arabia Saudí, de Argelia, de Egipto, de los Emiratos Árabes Unidos, de Irak, de Jordania, de Kuwait, del Líbano, de Libia, de Marruecos, de Mauritania, Palestina, del Sahara Occidental, de Siria, de Sudán, de Túnez y de Yemen. También se habla en partes de algunos países como Eritrea, Irán, Senegal o Turquía. Sin tener en cuenta los varios millones de musulmanes que residen en otros países y poseen conocimientos de árabe, lo cual suele ser debido a motivos religiosos (porque el Corán está escrito en el idioma árabe.
 

 

Árabe dialectal y diglosia
 

Con la denominación "árabe dialectal" se alude a la multitud de variedades locales del árabe. Aunque la lengua oficial y de la literatura sea única, las lenguas habladas son muy distintas, con lo que comprenderse suele ser muy difícil. Se suele decir que la diferencia entre los árabes hablados es la misma que puede existir entre las lenguas romances; eso es, no obstante, exagerado.
 

El que se formaran estos dialectos fue debido a la combinación de varios factores: la exportación de las variedades dialectales de Arabia, que ya existían antes de que se expandiera el islamismo; la influencia de los substratos; lo aisladas que se encuentran cultural y geográficamente algunas zonas; y también la influencia de las lenguas colonizadoras. La mayor diferencia entre unos dialectos y otros se halla entre los dialectos orientales y los occidentales (los mashrequies y los magrebíes respectivamente).
 

Actualmente el árabe estándar se comprende en todos los lugares, y la mayoría de los árabes puede hablarlo. Es la lengua escrita, la del Corán, mediante la que se enseña y que se emplea en las instituciones y en los medios. El árabe de Egipto, que es un dialecto oriental con algunos rasgos del Magreb, también se entiende en casi todos los lugares. Ha sido exportado a prácticamente todos los países árabes a través del cine, la televisión y la música.
 

 

Sistemas lingüísticos derivados del árabe
 

Una lengua derivada del árabe es el maltés. Es un dialecto árabe hablado en Malta, que se escribe con caracteres latinos y tiene mucha influencia del italiano e inglés.
Asimismo existe gran presencia árabe en lenguas como el persa, el turco, el swahili o el castellano. En el castellano existen arabismos procedentes principalmente del árabe andalusí, que se habló en la península del siglo VII al siglo XVI.