La página de la traducción

 

El idioma polaco

 

El polaco es una lengua eslava que pertenece al grupo occidental de las lenguas indoeuropeas. Se habla principalmente en Polonia, donde es lengua oficial. Este idioma está estrechamente relacionado con el eslovaco, el checo y el sorabo, hablado en Alemania. Para su escritura el polaco se sirve del alfabeto latino.
 

 

Distribución geográfica del polaco

 
El principal lugar donde se habla polaco es Polonia. Sin embargo también los emigrantes polacos de Alemania, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, Estados Unidos, Finlandia, Hungría, Israel, Kazajstán, Rumanía ,Rusia y Uruguay, entre otros países, han llevado consigo la lengua polaca.
Asimismo en zonas anexionadas por la Unión Soviética tras la Segunda Guerra Mundial existen minorías de habla polaca. Son zonas de Bielorrusia, Ucrania y Lituania.

La lengua polaca es oficial en Polonia y en el condado de Vilna, en Lituania.
 

 
Dialectos polacos
 

Respondiendo a las antiguas divisiones tribales, el polaco posee diversos dialectos: por número de hablantes son especialmente significativos:
 

- El de la Gran Polonia (en el noroeste)
- El de la Pequeña Polonia (en el sureste)
- El Mazoviano (en Mazovia y Mazurca)
- El Silesio
 
En Polonia hay también reducidas comunidades de hablantes de ucraniano, alemán, romaní o bielorruso.
 

 
Fonética del polaco
 
En el polaco actual existen 42 fonemas (siete vocálicos y 35 consonánticos). El alfabeto es el romano, transcribiendo aquellos sonidos no latinos mediante dos grafías juntas (cz o sz por ejemplo), o mediante signos diacríticos. Únicamente ha conservado un signo del alfabeto polaco: la semiconsonante w. También ha perdido la posibilidad de distinguir las vocales largas de las breves, aunque sí conserva las vocales nasales a y e.
Los acentos recaen por regla general en la penúltima sílaba 
 
 
Gramática polaca
 
El polaco no posee ya número dual (la mayor parte de las lenguas de su familia lo han perdido también). En singular tiene tres géneros: masculino, femenino y neutro. El plural del idioma polaco posee la capacidad de distinguir entre aquel para nombres de persona masculinos y el plural para el resto de nombres.
 
Se trata de una lengua que mantiene una declinación de seis casos más el vocativo. Los seis casos principales afectan a nombres, pronombres y adjetivos, mientras que el vocativo sólo afecta a aquellos nombres y adjetivos empleados para dirigirse a alguien.
 
Para conjugar los verbos sólo se tiene en cuenta la persona, el número y el género. De las tres formas que existían de pasado sólo persiste una: el denominado perfecto eslavo.  
Es una lengua que permite la alteración del orden de los elementos en la oración.
 
 
Historia del polaco
 
Los únicos documentos que se conservan del polaco más antiguo son glosas del latín, del siglo XII. Fue en el siglo XVI cuando se comenzó a escribir en los dialectos de la parte oriental de Polonia.
El polaco actual está esencialmente basado en esa literatura, tras haber asimilado vocabulario checo, germánico o latino en la Edad Media, y ucraniano, ruso, francés e inglés más recientemente.